Arte y moda un mundo en común

A través de los años las conexiones entre el arte, la moda y la cultura han sido evidentes. Basta recordar el ‘Lobster Dress’ de Elsa Schiaparelli y Salvador Dalí, o los complejos diseños de Issey Miyake.

El arte, la moda y la cultura se complementan entre sí. La moda permite mostrar y percibir la cultura. El arte identifica y hace propia la cultura; y tanto esta, como el arte, inspiran y le dan nuevos referentes a la moda. Así que hay una relación estrecha entre las tres.

En la historia ha habido momentos clave en los que se evidenciaron estas conexiones. En la época del movimiento del diseño, llamada Art Déco (1920-1939), la moda influyó en el arte. Europa tenía una economía próspera y de gran lujo en el vestir. París era la capital de las tendencias con casas como Lanvin, Poiret o Paquin, entre otras. Pintores como George Barbier, Etienne Drian o Armand Valle, elaboraron maravillosas ilustraciones de moda que fueron obras de arte.

En 1937, entre las dos guerras mundiales, los diseñadores estaban fascinados con el surrealismo. El trabajo entre los creadores de la moda y los artistas le dio a la primera otro rango, un nivel más elevado. Un ejemplo de estas colaboraciones fue el famoso Lobster Dress, creado por la italiana Elsa Schiaparelli y el gran Salvador Dalí.

Casi tres décadas después, en 1965, el diseñador francés Yves Saint Laurent se inspiró en la obra del pintor vanguardista holandés Piet Mondrian y sus creaciones causaron furor: “La moda no es un arte, pero para dedicarse a ella hay que ser un artista (...) Mondrian fue el primer artista cuyo rigor no podía sino seducirme, también Matisse, Braque, Picasso, Bonnard, Léger. ¿Como habría podido resistirme al ‘pop-art’, que fue la expresión de mi juventud?”, afirmaría Saint Lauren. Y, por supuesto, hallaremos más de esa mezcla estimulante entre arte, moda y cultura en los años del movimiento contracultural, libertario y pacifista llamado la época hippie (en esos creativos sesenta).

Encontramos esas conexiones en las piezas del diseñador japonés Issey Miyake, quien combina el diseño y la tecnología para la exploración conceptual indicativa de lo natural, tanto en sus colecciones como en sus diseños. Estos son referidos no como prendas o conjuntos prêt-à-porter, sino más bien como ‘arquitectura del arte’. Miyake obtuvo el Premio Kioto de Arte y Filosofía en 2006. En 2005 recibió el Praemium Imperiale de Escultura, galardón de arte otorgado desde 1989 por la familia imperial japonesa.

También son muy comunes las alianzas entre las grandes firmas de moda y los artistas para cocrear piezas como carteras de cuero y zapatos. La casa de lujo Louis Vuitton ha trabajado con el artista indonesio Eko Nugroho, quien diseñó una pañoleta para una de las recientes colecciones de la marca.

En Colombia esta fusión entre la moda, el arte y la cultura es muy frecuente. Basta revisar cómo varios diseñadores nacionales han intervenido las mochilas wayúu de La Guajira, convirtiéndolas en piezas únicas. Adriana Santacruz, abanderada del trabajo artesanal –sus piezas son consideradas obras de arte– ha sido ganadora del premio Lápiz de Acero, en la categoría de moda (este es solo otro ejemplo, entre muchos).

Los museos inspiran

Hace poco participé en una exposición de arte donde mis diseños conversaban con el artista contemporáneo Gabriel Antolínez, en la galería Liberia, en el barrio San Felipe de Bogotá. Mi motivo de inspiración será siempre una visita a un museo donde puedo descubrir nuevos artistas, o repasar las obras de los que ya conozco. Es una noble tarea esa de observar un cuadro y tratar de entender cómo lo puedo expresar en una prenda.

No me canso de recorrer el museo Botero y de disfrutar la nostalgia del cuadro de Jean-Baptiste-Camille Corot colgado a la derecha, o apreciar la luz de los colores del Bonnard al fondo del cuarto, o el Salvador Dalí en el nicho del corredor, o las gordas de Botero con sus vuelos en las faldas en movimiento. No me canso de apreciar el espectacular poporo del Museo del Oro, o los Wiedemann con sus tonos verdes de la vegetación chocoana de la colección permanente del museo del Banco de la República; o los cartuchos blancos del maestro Santiago Cárdenas y los colores de la maestra Beatriz González. Muchos artistas han inspirado mis diseños. Si hay algo que siempre les repito y les recomiendo a mis alumnos de diseño es: “Observar, observar, y sentir, permanecer en contacto con el arte”.

Está claro que una prenda es bien diferente a una pintura que se cuelga en la pared, o a un libro que se guarda en la biblioteca. Una prenda cobra vida e identidad en el momento en que una persona la utiliza o la lleva. Todos podemos usar la moda. Nos ayuda a identificarnos como individuos únicos, nos empodera. A través de la moda podemos hacer del arte algo más tangible y democrático; algo alcanzable. Es valorar nuestra cultura. ¿No es ese el objetivo que buscamos?

Por *Elena Urrutia en http://www.semana.com

*Diseñadora de moda y gestora de arte.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

6 Obras de arte más ridículamente caras del mundo

Lo más leído

Avelina Lésper: «El arte contemporáneo es una farsa»

Desata polémicas y abofetea a comisarios, galeristas, críticos y artistas con sus artículos y conferencias. Hace un par de años le preguntó a la autora de una instalación: «¿Consideras que un balde de agua es arte porque agrega un comentario tuyo a la realidad?» Penosamente, la artista balbuceó bajo las cámaras de Milenio TV. La temida inquisidora, luego de agradecer sus respuestas y despedirla, la remató sin pestañear: «Estamos en la época en que la mera intención hace arte de un balde.

Joven artista causa furor en Europa; es el nuevo “Caravaggio”

El pintor italiano Roberto Ferri (Tarento, 1978) tiene 35 años, pero su pincel no es de este siglo. Sus obras, herederas de las pulcras y magistrales técnicas del claroscuro barroco, parecen haber nacido en aquella Roma de finales del Renacimiento, pero irrumpen en pleno siglo XXI con un poder que inquieta, aturde y seduce.

Revelan expertos que no existe el arte moderno, es sólo una excusa para hacer sentir bien a gente sin talento

Francia.- Los más altos representantes de las bellas artes en el mundo dieron un comunicado en el que notificaron a la sociedad que no existe y nunca ha existido el arte moderno, únicamente se inventó el término para hacer sentir bien a pseudo-artistas carentes de talento.

El artista debe adquirir pintura al óleo profesional

Este tipo de pinturas es el mejor producto que ofrece la industria

En los países anglosajones se etiquetan como «colores para artistas», en los países mediterráneos como «colores extra finos». Este tipo de pinturas es el mejor producto que ofrece la industria, teniendo en cuenta los conocimientos actuales.

Rubens recupera su esplendor en el prado

El museo restaura las seis tablas de «El triunfo de la Eucaristía» y las exhibe con cuatro de sus correspondientes tapices, que la Infanta Isabel Clara Eugenia encargó para el Monasterio de las Descalzas Reales de Madrid

Todo lo que produce alguien denominado artista, es arte?

Hace unos años leía en un libro americano de dudosa traducción que los licenciados en Bellas Artes, sólo en Nueva York en un año, eran más que todos los artistas que conocemos del Renacimiento italiano.

La falsificación que resultó ser una obra maestra

En el mundo del arte no es excepcional que los estudios y análisis de los especialistas descubran a menudo falsificaciones o atribuciones equivocadas. A veces estos hallazgos se producen durante algún proceso de restauración, otros por azar o tras estudios realizados a raíz de las sospechas de los investigadores.

Arte contemporáneo para entender cinco siglos de historia

Una muestra sobre los aparatos utilizados por la Inquisición española para torturar a sus víctimas comparte espacio en el Museo Histórico de Cartagena de Indias con tres largas mesas de madera sobre las que se apoyan cuencos, cubiertos y vasos. Los primeros son utensilios de hierro que recuerdan la monstruosidad del Santo Oficio; los segundos evocan la expulsión de los judíos de España en 1492,

Bill Gekas recrea en la fotografía las obras de grandes Maestros del siglo XVII

Bill Gekas es un fotógrafo australiano (nacido en Melbourne, donde vive) cuya fotografía es principalmente retrato de su hija en ambientes que van del pictórico al de los cuentos. Su principal arma es la iluminación.

Bailar con el sexo atado a un gallo: el artista Steven Cohen fue declarado culpable de exhibicionismo

La justicia francesa declaró este 5 de mayo culpable de exhibicionismo al artista sudafricano Steven Cohen por haber bailado con el sexo atado a un gallo, pero lo dispensó de pena. “Lo que hice es arte” y “no tiene nada que ver con la sexualidad”, afirmó el artista ante el tribunal, alegando que “el pene no era el 'foco'” de su acción y que “la atracción era la vestimenta”, que evocaba los cabarets parisinos.

Eventos Destacados

No hay próximos eventos!

Calendario de Eventos

Octubre 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Últimas Obras

Obras mas vistas

Bebe con Ahuyama

 

bebe con ahuyama, oleo sobre lino belga

Pastando

 

paisaje al oleo de carlkos alberto agudelo

Angustia

 

angustia oleo sobre lienzo

Amargura 3

 

Lago de Tota 1

 

laguna de tota, pisaje al oleo sobbre lienzo

Paternidad 40

paternidades, oleos sobre lienzo del pintor colombiano dorian florez

Calabazas

Angustia

retrato al óleo sobre lino belga en técnica de claro oscuro del maestro Dorian florez

Con los ojos del alma

Con los ojos del alma, retrato aol oleo de Piedad Hoyos

 

Las pinturas más controvertidas en la historia del arte

6 Pinturas Con Extraños Mensajes Ocultos